Sobre mí

Mi foto

Uruguay....Montevideo....Colonia del Sacramento....Valencia....Lorca.....Albacete..
Estudios y experiencias reunidos en muchos sitios y lugares.
Jackson, La Estanzuela FAO..Universidad Politécnica de Valencia...Juan Carlos I,
Instituto INDESS ...... Magisterio. Maestría Industrial. Márketing. Master en Gerencia
de Empresas, Perito JudiciaL ENTRE OTRAS 

Translate

jueves, 26 de abril de 2018

LA MEJOR DECISIÓN

Nos pasamos toda la vida tomando decisiones, eligiendo seleccionando, comprando y valorando las cosas.
Y fallamos muchas veces.
¿Porqué nos equivocamos al tomar decisiones?
Unas veces es por precipitación, no valorar bien las cosas, no buscamos otros puntos de vista ni tenemos suficiente información.
Otras veces por miedo o tomamos tarde la decisión y ya no vale.


Los factores que influyen en la toma de decisiones son siempre internos , subjetivos, afectivos y no siempre efectivos. 

Los factores externos nos condicionan pero no obligan, pero nos arrastran si bien el acto de tomar una decisión y dejar otras, es siempre de juicio muy personal y subjetivo.

¿Como equivocarnos menos y acertar en la toma de decisiones?

Lo elemental es hacer dos listas: Una de ventajas de tomar esa decisión y otra de inconvenientes de la misma.
Cada ventaja tiene su inconveniente y del valor residual vale la respuesta justa para tomar o no la decisión.
Si no tenemos suficientes juicios de valor porque la emoción, los sentimientos nos ciegan, será conveniente no actuar en caliente y esperar que se serene el patio para actuar.

Toda decisión tomada en caliente, como poco, quema. Espera, si es posible para ver mejor sin humo.

El problema es cuando ha de ser una decisión rápida porque lo exige el momento y para eso solo sirven dos cosas. Una es estar preparados para esos imprevistos y la otra valorar con rapidez la acción a tomar que dependerá de nuestra preparación.

Es muy bueno escribir en una hoja las ventajas y los inconvenientes correspondientes para hacer una valoración mas justa.  Y aquí vale la experiencia y los errores anteriores.

De todas formas cuando no hay mas remedio que tomar decisiones hay que valorar siempre las consecuencias y las posibilidades de corregir fallos. O sea ,tener siempre un Plan "B", por si algo falla....el extintor que siempre se lleva aunque casi nunca se use.

Tomar decisiones es tomar responsabilidades y si falla, fallamos nosotros, no vale echar las culpas a otros elementos que no hemos programado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.