Sobre mí

Mi foto

Uruguay....Montevideo....Colonia del Sacramento....Valencia....Lorca.....Albacete..
Estudios y experiencias reunidos en muchos sitios y lugares.
Jackson, La Estanzuela FAO..Universidad Politécnica de Valencia...Juan Carlos I,
Instituto INDESS ...... Magisterio. Maestría Industrial. Márketing. Master en Gerencia
de Empresas, Perito JudiciaL ENTRE OTRAS 

Translate

viernes, 10 de noviembre de 2017

INTERFERENCIAS EN EL MENSAJE

Ningún mensaje está limpio. Todos están expuestos a interferencias que distorsionan la nitidez del mismo.

Unas interferencias son ajenas al mensaje, otras las lleva dentro como un virus.

Interferencias externas hay muchas y dependen de distintos factores por lo que son totalmente imprevisibles.

Las interferencias internas son las pequeñas o grandes nubecillas que lleva el mismo mensaje en sí.

La claridad es el camino para que el mensaje llegue al receptor de forma, modo y momento más adecuado y oportuno y en base a esto trabajan las empresas de márketing, logística y cualquier comunicador.

Limpiar el mensaje antes de lanzar  para que llegue limpio y claro. Puede ser limpieza de palabras, expresiones en formas y modos, recuerdos distorsionantes o imágenes que puedan evocar no aptas para su claridad.
Usar palabras sencillas, expresivas y sobretodo que el receptor no tenga que esforzarse para entenderlas, o sea palabras que despierten sentimientos, sensaciones y experiencias.

Luego el momento, el entorno y los acontecimientos reales y actuales son barreras que hay que estar preparados para saltar.

Para saber si la persona que recibe el mensaje lo ha captado de forma nítida, tenemos dos opciones . La primera es visualizar su actitud no verbal, movimientos,  gestos, expresiones....y la segunda es pedirle su "Propia opinión".

Al expresar su opinión ya nos dice qué parte del mensaje no entiende o en qué está de acuerdo.
Estas dos observaciones últimas son necesarias para saber si tenemos que modificar algo por nuestra parte pués está muy claro que si no nos entienden bien el mensaje el problema no es del receptor, es nuestro, el emisor que no hemos sabido sintonizar con la mente del perceptor. 
Siempre que un mensaje no es aceptado es por mala gestión del emisario ya que se entiende que mensaje es algo que se necesita saber o tener. Quizás no sea el momento oportuno y haya que esperar o quizás el cliente al que va dirigido tenga en ese preciso mentó la mente ocupada en algo que le urge mas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.